martes, 11 de marzo de 2008

FUNDACION INSTITUTO CHILENO DE COLONIAS, CAMPAMENTOS Y HOGARES DE MENORES

La Fundación nace como Departamento de Cáritas Chile y sus primeras actividades están relacionadas con la organización y realización de Colonias y Campamentos para niños de escasos recursos, con fines recreativos y educativos. Precursora del movimiento scout en Chile, ejerció gran influencia en los niños y jóvenes de las décadas del año 50 y 60.

En 1963 obtiene la Personalidad Jurídica como fundación de Derecho Privado sin fines de lucro. En 1970 y ante la urgencia de la demanda de la infancia más desvalida, la Institución inicia su atención directa a los niños más carenciados y vulnerados, creando dos centros proteccionales, uno en Santiago y otro en Quinta de Tilcoco.


Sus objetivos fundamentales son:

- Crear, fomentar, organizar, patrocinar, coordinar y administrar en el país colonias, campamentos y Hogares con fines formativos, educacionales, recreativos y de mejoramiento espiritual y físico, para menores de escasos o sin ningún recurso económico y/o que se encuentren en situación irregular.

- Crear, fomentar, organizar, patrocinar, coordinar y administrar Hogares de Menores en situación irregular, cuya tuición se encuentra alterada y todas las modalidades y formas asistenciales que apruebe el Directorio y sean de beneficio a los niños en riesgo social.

- Asistir a los menores que pertenezcan a estos hogares, teniendo a su pleno y total desarrollo físico, espiritual, intelectual y moral, con miras a su completa integración a la sociedad, para lo cual podrá recurrir a los medios y mecanismos de protección que considere más adecuados, de acuerdo a los preceptos de la Iglesia Católica, la Declaración del Niño de Naciones Unidas y la legislación nacional.

La Fundación no persigue fines de lucro de especie alguna y su orientación tiene un carácter exclusivamente benéfico. (De los estatutos).
La Fundación es dirigida y administrada por un Directorio compuesto de cinco miembros que está integrado por una persona designada por la Corporación de Beneficencia Cáritas Chile y cuatro personas designadas por la Orden Madre de Dios. Los directores duran cinco años en sus cargos. La mesa directiva está formada por el Presidente, el Vice-Presidente Ejecutivo, el Secretario y el Tesorero.

1 comentario:

Alejandra Bahamondes dijo...

Estimados : por que los niños deben permanecer en hogares...? eso es lucro, igual que el sename lucran con los bebes... los entregan a padres solo por su poder adquisitivo, por que no hacer mas correcto el proceso de adopción para que todos esos bebes tengan la opción de crecer en un ambiente con el calor de unos padres que si lo respetan y lo protejeran como si fueran su propia carne y sangre, se a visto demasiados que los padres biológicos aveces son sus peores violentadores en un hogar crecen como los pobresitos abandonados y con futuro incierto, de echo en el sename es donde mas salen delincuentes por la poca calidad de la crianza esa crianza que solo entrega una familia.